Aclaró 131- Facebook y la seguridad de nuestros hijos

Abordamos el tema tan complejo y delicado con una entrevista a la Lic. Eva Rotenberg – Psicóloga – Miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina – Especialista en psicoanálisis de niños y adolescentes de la International Psycoanalytical Association.
Al encontrarse María con Jesús, le dice: “Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? …» Evangelio de Lucas.
¡Te podrían violar y asesinar!. En este video, seguramente, quiero creer, bien intencionado, hay un trasfondo peligroso y dañino: la pedagogía del miedo.
Todo está armado para mostrar a los padres, verdaderos destinatarios del mensaje, que no pueden confiar en sus hijas y que ellas les engañan. En todos los casos los padres no pueden creer que sus hijas se expongan a un riesgo semejante.La enseñanza es «¡no confíen en ellas:controlen!». Sin que deje de ser cierto que hay una imperiosa necesidad de control NO ES LO NUCLEAR del problema!!!.
El núcleo del problema es la confianza… ¿Porqué una niña debe recurrir al engaño para hacer algo tan natural como encontrarse con gente nueva y explorar nuevos vínculos?, ¿Cómo puede un ser humano crecer sanamente pensando todo el tiempo que: ¡Te pueden violar y asesinar!. Ademas el problema no está en la cita a ciegas solamente… No solo te pueden violar los desconocidos, también, habría que decir, lo hacen los familiares educadores y gente de la mas reconocida reputación!!!. El mensaje no plantea otro recurso que un gran susto como método de concientizar; como dando por hecho una grieta insalvable entre los criterios de los padres y el de los adolescentes. Una griterío de miedo, decepción y desesperación. La calle como lugar de encuentro ya es una señal de no- lugar, la mentira, señal de no- palabra, el secreto, señal de no -vínculo. No me extraña: si alguien que desea abrir sus alas y comenzar a volar le dicen que es tan amenazante su cielo, tan oscuro su horizonte, tan peligroso el otro, tiene que recurrir a la clandestinidad para salirse con la suya: explorar. El núcleo de la cuestión es inversamente proporcional al miedo. Más que miedo a desconocidos, falta confianza en los conocidos. Generar la confianza suficiente, como para que estas niñas puedan conversar con alguien confiable de su familia sus búsquedas sexuales es el gran desafío que este mensaje ignora. Más que vigilantes necesita confidentes, lo demás viene por añadidura. El susto es un trauma… están llegando tarde y así termina la vida y comienza el sobrevivir.
¡A los doce años nadie se resigna a eso!!

Abrir WhatsApp
¡Hacé tu consulta!
¡Hola!
Quiero conocer más sobre Mundo Galilea