NAVIDAD ES UNA PUERTA 25-12-2021

Navidad es una puerta.“Mira, he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar” Apocalipsis3, 8Un antiguo villancico canta: “en el portal de Belén hay un arca chiquitita”

Un portal es la parte anterior e inmediata a la puerta principal de una casa o a una escalera.El portal de Belén es, obviamente el pesebre.La puerta, siempre ha sido considerada un símbolo universal que implica una transición de un lugar, de un estado o de un nivel a otro. Se trata de un punto de acceso a una realidad diferente, superior o inferior: la Luz y la Oscuridad, la Vida y la Muerte, la Ignorancia y la Sabiduría, la Culpa y el Perdón …

La puerta siempre nos anima al viaje, como el placard de Narnia, como el espejo de Alicia, como la entrada al Laberinto del Fauno.. En todos los lugares sagrados del mundo las puertas separan y protegen lo sagrado de lo profano. Suelen tener una gran entrada protegida por guardianes, como leones, dioses, grifos, manos, vírgenes, dragones, ángeles y un largo etc. Tal es el caso de San Pedro, guardián de las puertas de los cielos; satanás, guardián de las puertas del infierno; el dios Jano, guardián de la puertas solsticiales; el can Cerbero, guardián de las puertas del inframundo griego; y el dios Ganesha, guardián de los altares de la India.

En el Vaticano, puertas y llaves aparecen como símbolos emblemáticos y el Papa realiza rituales relacionados con abrir ciertas puertas. La Biblia habla de ellas numerosas veces; solo cito una bonita: “Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo”( Ap 3,20).En el imaginario cristiano el pesebre es una puerta oculta en la noche, pero no por ser esotérica o misteriosa sino por ser marginal. Allí está el niño Dios porque el mundo lo rechazó, porque el mundo “censable” no le hizo lugar, no porque haya querido esconderse.

No hay figuras fantásticas custodiando esa puerta, ni grandes llaves, ni enormes candados, ni dragones ni bosques encantados. Hay unos magos trotamundos, unos pastores ordinarios y animales domésticos más vulgares que un perro cuzco.¿A dónde conduce esa puerta tan pobre, tan gallinero, tan cuartito de cachivaches que no obstante a subyugado al mundo desde hace miles de años? ¿Qué tesoro escondido guarda al que pueda entrar por el pesebre con alma de mago, pastor o buey?Pero este portal no solo es entrada, también es salida: huestes de ángeles atraviesan la cáscara dura de la realidad, alborotadísimos por la alegría, exultantes, necesitan contarle a alguien una noticia y se la cuentan a los primeros que encuentran: unos peones de campo.

Nada misterioso, nada secreto. Sólo el poder trama cosas secretas, solo Herodes quiere espías. Insisto, insisto como Jesús insistió (Lcs 4,18): de esta puerta salen mensajeros con buenas noticias. Otra vez: ¡por esta puerta vienen buenas noticias para todos!! Pero solo están los magos, los pobres y las estrellas.( hablo de los invitados… obvio)Si hay en tu corazón algo de maga, de pastor o de estrella pasá por esta puerta… Porque está escrito: “Felices los ojos que ven lo que ustedes ven! Porque les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”( Lcs10, 24)….

Es un secreto a voces que no cualquiera, que ni siquiera profetas, ni sabios, ni mandones. No hay caso. Solo magos raros que auscultan el cosmos y unos pobres tipos. Los demás pasan de largo: –“¡es un comedero de animales no más!”—dicen.

Puede ser una imagen de 3 personas y texto que dice "NAVIDAD HUMANIZAR EL PESEBRE Mundo Galilea "OTRO MUNDO ES POSIBLE""
Ir a descargar

Abrir WhatsApp
¡Hacé tu consulta!
¡Hola!
Quiero conocer más sobre Mundo Galilea