NAVIDAD: Humanizar el Pesebre- P. Pedro Trigo 18-12-2021

La fe cristiana tiene dos núcleos escandalosos: uno es creer en un Dios que se hace hombre, y hombre pobre, común, insignificante y el otro el de un Dios torturado y asesinado. Jamás hubiera yo podido creer en ese Dios si no fuera por su manera de hacérseme patente….

Las explicaciones teológicas sobre la encarnación de Dios me siguen pareciendo racionalmente escandalosas, pero me he acostumbrado a la rendición de mi intelecto ante lo que siento en el alma cuando pienso, siento y vivencio a Jesús de Galilea. Lo que en su momento era un dolor racional de tocar el límite de lo inteligible, hoy me parece un juego placentero: dejar que el corazón brinde las razones que la razón desconoce y abrazar a ese Dios imposible, después de todo por eso es Dios…

El pesebre, mito o realidad poco importa, ha sobrevivido con su ingenua luz, con su mísera luz a todo el aparato moderno de la sospecha. Se me hace algo tan loco como pensar que los mujidos que salen de su entraña rebatan las cátedras del más ilustre de los pensamientos.. Yo, que las admiro tanto..

Y vuelvo a sonreír cuando releo a Mateo..Jesús, dijo: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios e inteligentes, y las revelaste a los niños” Mt 11,25No me gusta la tiranía de la ignorancia, la peor de todas. Menos aun cuando nos tratan como a niños. Pero pasar por la puerta pequeñita de la infancia espiritual para entrar en ese universo donde la razón enmudece y el alma se expande es un placer que me han regalado los años después de durísimas batallas. Yo también te alabo Padre.

El padre Pedro Trigo ( ¡qué nombre tan nombrador!!) es sacerdote jesuita de origen español, nacionalizado venezolano. Es licenciado en Filosofía doctor en Teología. Desde 1974 pertenece al Centro Gumilla. Escritor de numerosos libros de profunda reflexión espiritual y pastoral.

Nos propone para éste sábado contemplar la escena del nacimiento de Jesús que narra el Evangelio de Lucas como si me hallara presente y luego reflexionar para sacar algún provecho, de manera que el provecho se saque, no de nuestra cabeza, sino de lo que el Espíritu nos quiera decir en la contemplación de la escena. Fiel al método Ignaciano de entregarse a la contemplación de los misterios ha querido compartir con Radio Galilea el método de encuentro con Dios que tanto fruto ha dado en la historia.

Ir a descargar

Abrir WhatsApp
¡Hacé tu consulta!
¡Hola!
Quiero conocer más sobre Mundo Galilea